Nuestro blog

No describa sus productos, véndalos. Le contamos 10 maneras de hacerlo.

Por Equipo de Mercadeo y Comunicación | 24 de Junio 2016

Cuando una compañía decide desarrollar un Website, normalmente tiene varias disyuntivas en la mesa: cuál compañía contratar, cómo se debería ver, cómo debería funcionar, cuánto presupuesto, para cuándo, quién coordina, quién toma las fotos, etc. Pocas veces se incluye dentro de la lista de actividades algo fundamental: la estrategia detrás de ese website. Y aún cuando sí se toma en cuenta eso que determina qué website se requiere, generalmente queda en el olvido, y casi al margen del proyecto lo siguiente: “¿quién escribe los textos? - Ahí vemos”, es, desafortunadamente,  una respuesta común.

Aún en esta época en que es amplio el conocimiento por parte de los gerentes a cargo de mercadeo digital, la producción de “copys” o “copywriting” sigue siendo sub valorado cuando se producen websites, aplicaciones, tiendas en línea, comunicación en redes sociales, etc.

Nosotros creemos que la calidad del contenido sigue siendo fundamental cuando se quiere pasar de tener un simple website que describa productos y servicios, a tener un canal digital que venda, y que realmente facilite el crecimiento de un negocio.

Si usted vende productos o servicios y tiene un website que pretende ser un canal de mercadeo y venta efectivo, aquí le damos algunos consejos que podrían ser una gran diferencia:

  1. No describa productos, véndalos.

El enfoque no es describir un montón de características de un producto o servicio, para esto están los catálogos y las fichas técnicas. El truco es comunicar lo que realmente hace la diferencia para el que está del otro lado de la pantalla y que tiene en sus manos la decisión de comprarlo o no. Las imágenes que usa, deben estar alineadas con los beneficios principales.

¿Hace falta decir algo más? Ni el texto ni la imagen son casualidad.

Ahí están resumidas las principales razones por las cuales los fieles de Mac prefieren una MacBook.

 

http://www.apple.com/macbook/

  1. Escríbale a una persona.

Escriba pensando en una persona concreta, en su cliente ideal. Sepa quién es, qué le gusta, cuáles son las dudas, los problemas y lo ideales típicos que tiene cuando valora si compra sus productos o servicios. Imagínese que tiene a la persona en frente, y cómo le vendería el producto personalmente.

BeoPlay, le dedica el arte de su manufactura a una audiencia muy específica: personas que aprecian el arte, el diseño, la manufactura, o se dedican a eso. Así es el tono de su comunicación, así son sus historias, y así la descripción de su producto.  

  1. Céntrese en los beneficios

Generalmente las compañías acostumbran a poner descripciones de catálogo. Esto está bien para una lectura posterior, pero no para influenciar una compra.  Mejor, ilustre la experiencia, hable del beneficio último que tendrá su cliente si decide adquirir lo que usted vende. Lo primero y más importante son los beneficios del producto, no sus características. Si los beneficios son poderosos, la persona querrá ir por más.  

Stand Backpacks se enfoca en el beneficio único que el usuario está comprando: diseño y clase… incluso con una mochila de espalda.

Amazon podría describir cientos de características sobre su Kindle, pero se centra en lo que interesa a su audiencia. 

  1. Evite decir lo típico

“El mejor”, “excelente calidad”, etc… En un mundo de información y exceso de publicidad, nuestras mentes están entrenadas para filtrar todo lo que suena a anuncio pasado de moda. Si va a hablar de calidad, por ejemplo, mejor describa los detalles que la hacen posible: materiales, proceso, diseño, etc. Esto va a dar una impresión de calidad y a fundamentarla, sin tener que decir lo obvio. Así describe Harrys este modelo de rasuradora, la mayor parte de sus beneficios comunican calidad, pero no lo dice explícitamente.

  1. Justifique los superlativos

Los superlativos generalmente suenan a exageración, salvo que los justifique.  Si de verdad tiene un producto o servicio que merezca un superlativo como “el más avanzado”, “el más moderno”, “el único”, etc., indique ahí mismo la prueba o referencia que le da veracidad a su afirmación.

  1. Aproveche la imaginación

Imagine que parte un limón, está maduro y en su punto, con un color verde intenso; sienta su aroma y perciba la acidez del jugo, que se derrama mientras el cuchillo lo atraviesa despacio. ¿Experimentó alguna sensación? De eso se trata. Use la imaginación de sus clientes, invítelos a dejar sus problemas por un instante, y ayúdelos a visualizar la experiencia o resultado que su producto o servicio propone. Esto no es racional, debe evocar sentimientos, emociones o sensaciones que los sentidos puedan captar, así su mente genera una experiencia casi real. Aproveche estímulos sensoriales, use descripciones vívidas, palabras que estimulen el tacto, el gusto, el paladar, la vista o el oído.

  1. Cuente historias

Las historias son la llave para enganchar la atención de una persona y son una de las formas como los seres humanos hemos aprendido a entender nuestro propio mundo. Cuente quiénes estuvieron detrás del producto, cómo se inspiró, qué problemas resuelve, como lo hace, qué obstáculos pasó, cómo ha llegado el producto o servicio a ser lo que es hoy.

  1. Incluya pruebas sociales

Si existen personas que han usado el producto y pueden dar testimonios, póngalos cerca de las descripciones. Las pruebas sociales son poderosas, pues son terceras personas confirmando lo que usted vende.

  1. Estructura escaneable y visual

Las personas no leen, escanean; recorren los elementos que sobresalen para decidir adonde leer, o seguir navegando. Para facilitar el escaneo, use señales visuales que rompan con los bloques de texto: títulos, subtítulos, imágenes, bullets, cuadros, tablas, etc., que enganchen, en lugar de largas prosas que se vean como bloques densos de texto.

Una imagen dice más que mil palabras. Use imágenes grandes, hermosas, que muestren la grandeza de su producto, la sensación final que producen sus servicios, sus cualidades, colores, formas, detalles.

Esta marca de bebidas sabe cómo hacer una estructura fácil de escanear visualmente, fresca, clara, alineada a su branding; aunque usa poco texto, si se lee, atrapa los sentidos con su descripción. Una imagen sencilla pero que muestra su botella, su color, y al final con simpleza logra su cometido.

  1. Optimizado para buscadores (SEO)

Cada página que describe un producto en un website, además de ser una oportunidad para que cada persona que lo ve, lo compre, lo refiera, o lo conozca; significa además una oportunidad para que otras personas que no lo conocen y están buscando productos o servicios similares en un buscador, encuentren el suyo en los resultados y lleguen a conocerlo. Con una buena descripción, vendedora, será más probable que lo compren.

En conclusión: no menospreciemos el contenido, los textos, los títulos, las frases que elegimos, las fotos. Para nosotros son factores que podrían cambiar el destino comercial de un producto cuando lo mercadea en medios digitales.

Apóyese con especialistas y siempre prepare una estrategia sólida de comunicación digital antes de desarrollar su website o invertir en cualquier medio digital.

Compartir

El equipo de mercadeo y comunicación digital es un grupo interdisciplinario de profesionales que convierten su talento en soluciones reales. Se encargan de contar historias y crear vínculos fuertes entre las marcas y su audiencia, usando lo mejor que ofrecen los medios digitales. requiere una comunicación digital efectiva, es que armamos un equipo especializado en contar su historia, usando estrategias de mercadeo, publicidad en línea; comunicaciones web eficaces y redes sociales: el Departamento de Comunicación y Mercadeo de Orbelink.

Deje su comentario